martes, 24 de julio de 2012

Exoplanetas de Álvaro Giménez


Exoplanetas
Álvaro Giménez

Colección ¿Qué sabemos de?
CSIC
Editorial Catarata, 2012

Interesantísimo y muy recomendable libro de divulgación científica sobre planetas extrasolares (exoplanetas) de reciente publicación en el que se aborda la temática de forma sencilla y directa. Aunque accesible a todos los públicos con un mínimo interés científico, de algunos capítulos sacará mayor provecho los que cuenten con algunos conocimientos en astronomía.
Ya desde el comienzo de la lectura, la inteligente introducción despierta el interés del lector. Tras ella se aborda de lleno el tema comenzando por una completa perspectiva histórica sobre la comprensión del lugar que ocupa en el universo nuestro propio mundo y su singularidad. En el primer capítulo y comenzando con las ideas de Sócrates y en secuencia brillantemente expuesta hasta nuestros días, se relatan la serie de ideas y descubrimientos fundamentales que desembocarían finalmente en los últimos descubrimientos en materia de exoplanetas en el siglo XX, cuando se comenzó a pensar seriamente en su existencia. Los conceptos de distancias y tamaños astronómicos se van desgranando y explicando al lector de manera sencilla, sin recurrir a formulación disuasoria. En ocasiones se mencionan algunos términos, como por ejemplo tipos espectrales, que le serán ajenos quizá al lector menos especializado, pero que en absoluto dificulta la comprensión de las ideas expuestas.

En el segundo capítulo se entra en materia al respecto de los métodos de observación de exoplanetas, explicándose con cierto detalle los diferentes mecanismos de detección y experimentos científicos:
  • Velocidades radiales
  • Tránsitos planetarios
  • Observación directa
  • Variación de periodos de pulsares, estrellas binarias eclipsantes o estrellas variables en general
  • Lentes gravitacionales
 La tercera parte esta dedicada a la caracterización de los planetas extrasolares, formación, parámetros orbitales, masa y composición. Resulta interesante la distribución de los tipos de planetas descubiertos en base a diferentes parámetros como distancia a nosotros o a su estrella progenitora, su masa o en base a su método de descubrimiento –muy importante para la detección de sesgo experimental-. El fin es explicar científicamente la formación y evolución planetaria de modo que sea coherente con los descubrimientos y observaciones realizadas.
Finalmente se trata el asunto de la posible vida en otros mundos, para lo cual y como no podía ser de otro modo, se toma como referencia nuestro propio planeta. Aunque no se descarta en absoluto otras posibilidades de vida bien distintas a la nuestra, parece lógico centrarse en la que conocemos bien. Se tratan conceptos como habitabilidad, evidencias de vida en atmósferas planetarias. Aunque en un tono algo más especulativo, el libro termina con una breve mención al respecto de la posible vida inteligente en otros planetas e ideas como la presentada por Frank Drake en su famosa ecuación de 1961.
Me gustaría acabar esta reseña con una frase del propio autor:

Pensemos en todo esto en las noches de verano, cuando observamos las estrellas que titilan en el cielo, muchas de ellas con planetas alrededor”

En estos días, quizá nos de una perspectiva diferente de las cosas…

Felíz descanso veraniego.

Nota: En verano podemos mirar justo sobre nuestras cabezas, relativamente cerca de la estrella más brillante, Vega, se encuentra el planeta invisible para nuestros ojos Kepler-22 (a falta de un nombre mas romántico). De los casi 800 exoplanetas confirmados a la fecha, se trata de uno de los cinco únicos candidatos actuales a albergar vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ Gracias por comentar !